Sensibilidad dental post-operatoria.

Compartir en redes sociales

La sensibilidad dental postoperatoria, como su nombre lo indica, es la sensibilidad o hipersensibilidad que aparece tras colocar una obturación del tipo amalgama o resina en una cavidad previamente preparada por el dentista. A la hipersensibilidad dental se le considera de origen multifactorial, en cambio a la sensibilidad postoperatoria se le puede atribuir que es causada principalmente por el mismo proceso operatorio y los pasos que lo conforman en su operatoria dental,  la sensibilidad dental postoperatoria suele aparecer en la mayoría de los casos al colocar obturaciones con resinas o en obturaciones que fueron muy profundas.

Causas de a sensibilidad dental postoperatoria.

-Profundidad excesiva de la preparación.
La sensibilidad dental postoperatoria puede ser provocada al verse reducido el grosor de la dentina, a menor grosor aumenta la intensidad de las respuestas pulpares. Al realizar una preparación para obturación dejando un grosor dentinario de 1 milimetro o 0.5 milimetros sera suficiente para que el calor generado por la fricción del instrumental rotatorio puede llegar a provocar una pulpitis la cual podrá ser reversible o irreversible. Una profundidad excesiva en las preparaciones dentales también puede debilitar del piso pulpar ante las cargas oclusales provocando dolor.

Un buen grosor de dentina en el piso de la preparación sumamente importante para la salud de la pulpa dental mas aun que cualquier acción posterior destinada a protegerla.

-Profundidad insuficiente de la preparación.
Así como una profuncidad excesiva de la preparación dental puede ser causante de sensibilidad dental postoperatoria también una preparación con profundidad insuficiente tiene ese potencial. La dentina es la estructura del diente que transmite los estímulos desde el esmalte dental hacia la pulpa dental. Si la profundidad de la cavidad en la preparación dental es muy superficial  los estímulos termicos y fuerzas oclusales se transmitirán con mayor intensidad sobre la dentina y de esta hacia la pulpa  interpretándolos como dolor.

-Mala técnica de condensado.
La técnica de condensado en una obturación dental es muy importante, la sensibilidad dental postoperatoria en este punto sucede mas en obturaciones con resinas que en obturaciones con amalgama. Si no se realiza correctamente el condensado del material para obturar se corre el riesgo de que queden burbujas entre la resina y el piso o paredes de la preparación cavitaria, estas burbujas pueden causar sensibilidad y son potenciales nidos de bacterias.

-Sensibilidad dental postoperatoria causada por un mal ajuste oclusal.
Cuando una restauración queda fuera del plano oclusal, el trauma repetido da como resultado sensibilidad dental. No realizar un correcto ajuste oclusal en obturacion dental provocar  no solo sensibilidad dental sino también: alteraciones pulpares como calcificación intrapulpar, pulpitis, lesiones periapicales, danos periodontales, hasta necrosis.

-Aplicación de irritantes químicos.
Entre las sustancias necesarias para colocar una obturación con resina que al ser aplicadas incorrectamente podrían resultar irritantes para la pulpa dental y causar sensibilidad postoperatoria podemos considerar:

a) los antisépticos y limpiadores cavitarios. (si la concentración del desinfectantes es mayor a la necesaria)
b) los ácidos. (si el tiempo de aplicación es muy prolongado)
c) primers y adhesivos.
d) los materiales de protección y restauración (resinas por ser «ácidas» y ionomeros por sus reacciones químicas ácido-base).

-Sensibilidad dental postoperatoria causada por irritantes bacterianos.
Las bacterias pueden facilitar la hipersensibilidad dental, esto puede suceder de la siguiente manera: a) por restos de tejido cariado, b) por no eliminar el barro dentinario y c) por filtración marginal.

a)Restos de dentina cariados.

Son restos de dentina que por su contenido de bacterias provocan una importante de irritación pulpar.

b)Restos de barro dentinario.

El barro dentinario o barrillo dentinario son restos de dentina remanentes en la preparación dental, en la cavidad que son producidos por el instrumental rotatorio (podría compararse con el aserrin en un taller de carpintería). El lavado con el agua a presión de la jeringa arrastra gran cantidad de barro dentinario sin embargo no es suficiente para eliminar estos restos que están contaminados por bacterias. Las bacterias residuales en el barro dentinario pueden reproducirse y provocar un problema clínico a mediano y largo plazo. se recomienda el uso de desinfectantes para prevenir esto, ej: clorhexidina, hipoclorito de sodio.

c)Filtración marginal de las restauraciones.

La filtración marginal es la causa más frecuente de sensibilidad, caries recurrente y fracaso de la restauración. Debido a que los materiales de restauración muchas veces no logran cerrar herméticamente la cavidad o preparación que se esta restaurando.

Diagnóstico de la hipersensibilidad dental.

Para diagnosticar la hipersensibilidad dental se requiere realizar unas cuantas pruebas:

  • Pruebas térmicas.
  • pruebas de percusiones.
  • Pruebas galvánicas.
  • Repetir el trabajo operatorio.
  • Análisis radiográfico, para comprobar la distancia existente entre la pulpa dental y la superficie de la corona dental, o para verificar la distancia que hay entre la pulpa dental y nuestra restauración en caso de que haya sido una resina, amalgama o incrustacion. La radiografía también no servirá para valorar si es necesario un tratamiento de conductos.

 


Compartir en redes sociales
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *