Hipersensibilidad dental-¿que es la hipersensibilidad dental?

Compartir en redes sociales

La hipersensibilidad dental es una molestia que aparece ante la presencia de un estímulo. La hipersensibilidad dental se percibe como un dolor agudo que normalmente cesa en cuanto termina el efecto del estímulo que la ocasionó, la duración de este estimulo suele ser de unos cuantos segundos a diferencia de otro tipo de dolores. La hipersensibilidad dental podemos describirla también como una sensación dolorosa, punzante y breve en respuesta a estímulos externos que pueden ser térmicos, químicos o mecanismos y que tienen la capacidad de traspasar el esmalte hasta llegar a la pulpa dental.

Características de la superficie del esmalte y la hipersensibilidad dental.

Nuestros dientes  con el paso del tiempo presentan cambios en las estructuras principales que los componen, los cambios mas notorios ocurren en la superficie del esmalte dental, la superficie de la corona dental no es estática, el esmalte dental tiene alteraciones a lo largo de la vida del órgano dental. Hay que tomar en cuenta las siguientes características.

-Grosor de la capa de esmalte dental.
El esmalte superficial posee un grosor promedio de 2 a 3 mm. El esmalte dental le debe su dureza a la constante exposición con la saliva que contribuye en la precipitación de sales de calcio y fósforo, con elementos como: flúor, hierro, estaño, zinc, etc. que ayudan a fortalecer la capa de esmalte.

-Permeabilidad del esmalte.
El esmalte posee cierta permeabilidad, es mas permeable en personas jóvenes.  A lo largo de la vida del individuo las vías orgánicas que tiene el esmalte dental se van cerrando por clasificación progresiva lo que provoca que sea menos permeable en adultos mayores.

-Grietas del esmalte.
Las grietas que se presentan como líneas horizontales y/o verticales sobre el esmalte dental, a menudo pasan por alto en el examen clínico por la dificultad que se tiene para distinguirlas sin una técnica especial; por lo general no se observan en las fotografías intraorales habituales. El método para registrar correctamente una grieta de esmalte dental es con una buena luz, transiluminación.

Etiología de la hipersensibilidad dental

La dentina contiene miles de túbulos dentinarios, que transmiten las sensaciones hacia las terminales nerviosas de la pulpa dental. Cuando estos túbulos dentinarios quedan expuestos debido a una retracción de la encía y/o al desgaste del esmalte dental, estos túbulos quedan expuestos, entonces los agentes externos al dientes que se perciben como estímulos se transmiten hacia la pulpa dental con mayor intensidad causando la sensación de dolor.

La hipersensibilidad dental se le considera de origen multifactorial. La teoría que mejor explica la aparición de la hipersensibilidad dental es la teoría hidrodinámica propuesta por Brannstrom Los factores etiológicos más relacionados a la hipersensibilidad dental son: El raspado y alisado radicular, colocación de restauraciones adhesivas, la erosión dental, la abrasión y el blanqueamiento. 

Hipersensibilidad dental por grietas en el esmalte dental.

Las grietas en el esmalte dental permiten que los estímulos térmicos así como los químicos penetren hacia los tubulos dentinarios que se encuentran en la unión amelo-dentinaria, esto sucede con gran facilidad, recordemos que el esmalte tiene un grosor promedio de 2 a 3 milímetros.

Hipersensibilidad dental por tejido gingival retraido.

La encía o tejido gigival que protege el cuello de los órganos dentales cubre una porción de la raíz del dental. La raíz dental esta compuesta por una capa de cemento que recubre la dentina que se encuentra en la raíz, al haber encías retraídas los estímulos sobre la dentina radicular se transmiten con mayor intensidad hacia la pulpa dental percibiéndolos como dolor.

Diagnóstico de la hipersensibilidad dental.

Para diagnosticar la hipersensibilidad dental se requiere realizar unas cuantas pruebas:

  • Pruebas térmicas.
  • pruebas de percusiones.
  • Pruebas galvánicas.
  • En caso de que la sensibilidad sea post-operatoria hay que repetir el trabajo operatorio.
  • Análisis radiográfico, para comprobar la distancia existente entre la pulpa y la superficie de la corona dental, o para verificar la distancia que hay entre la pulpa dental y nuestra restauración en caso de que haya sido una resina, amalgama o incrustacion. La radiografía también no servirá para valorar si es necesario un tratamiento de conductos.

 


Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *