Dentina: ¿Que es la dentina?

La dentina es un tejido que forma parte de los dientes, es de color amarillento a veces grisáceo, los dientes se forman mayormente por dentina, en la zona de la corona la dentina está cubierta por el esmalte dental y en la zona de la raíz se encuentra cubierta por el cemento radicular.

Al proceso de formación de dentina se le conoce como dentinogénesis llevada a cabo por los dentinoblastos. Los dentinoblastos son células diferenciadas de los odontoblastos especializadas (los dentinoblastos) en la elaboración de la dentina.

En la dentina se encuentran los canalículos dentarios, aquí se hacen presentes las prolongaciones citoplasmáticas de los procesos odontoblasticos.

Composición de la dentina – ¿De que esta formada la dentina?

La dentina se forma principalmente de colágeno, elementos citoplasmáticos y una pequeña porción de agua. En la dentina existen túbulos dentinarios que contienen agua y se extienden desde el esmalte hasta la pulpa dental y desde el cemento de la raíz hacia la pulpa radicular, Si se produce una retracción de las encías o un estímulo sobre el esmalte, la dentina puede transmitir esa información hacia la pulpa dental como dolor, a esto se le conoce como sensibilidad dental.

Daños en el esmalte dental como fracturas o caries pueden hacer que la dentina resulte expuesta y en el caso de la caries también puede provocar una infección. Sin tratamiento, la caries destruye la dentina y continúa su avance, alcanzando eventualmente la pulpa dentaria, el hueso y la encía.

Función la dentina.

A grandes rasgos, la función de la dentina consiste en proporcionar el tono a los dientes, además de protegerlos de las caries. Sin embargo, la realidad es un poco más compleja, ya que no es posible cuidar tan sólo una parte de los dientes: si no protegemos el esmalte dental con una buena higiene y hábitos, a la larga éste se desgasta y deja expuesta la dentina, la dentina es el último defensor de la pulpa dental.

Cuidado de los dientes

El cepillado con dentífrico después de cada comida es uno de los mejores hábitos para mantener los dientes fuertes y sanos, siempre que se realice con suavidad e intentando llegar a cada rincón. Otros consejos incluyen mantener la boca hidratada y evitar los alimentos ácidos.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *