¿Cómo tener éxito siendo odontólogo?

Compartir en redes sociales

Estudiar para ser dentistas es algo muy costoso, los materiales y equipos que debemos comprar durante y después de la carrera, los diplomados y especialidades tienen muchas veces precios exorbitantes. Pero aunque el costo de estudiar odontología es alto, año con se gradúan muchas personas en esta área dando como resultado un incremento de la competencia sobre los servicios ontológicos.


A pesar de haber muchos consultorios dentales y dentistas como alternativas, las personas nunca saben a cuál consultorio dental o dentista deben elegir. Tener competencia no significa que no vayas a sacar provecho de ello y comenzar a ver los frutos de tus estudios, todo depende de ti, recuerda un consultorio dental también es un negocio y un dentista es un emprendedor y como tal debes usar tu imaginación para resaltar sobre la competencia.

Ten un plan de trabajo para tu consultorio dental o para trabajar en uno.

El principal error de todo dentista o aspirante a serlo es: subestimar el esfuerzo que requiere montar tu propio consultorio dental o incluso conseguir empleo en uno. Para tener éxito como odontólogo y en cualquier área debes tener un plan para lograr tus objetivos.

Si quieres iniciar tu consultorio debes planear y organizar tus: recursos, el lugar, tiempo, amigos, dinero, servicios, familia, entre otros factores que determinarán el progreso de tu negocio. Un ejemplo de plan para iniciar el consultorio sería: pedir un préstamo digamos a cinco años para rentar el local y equiparlo, el préstamo lo pagaré apartando un porcentaje de cada servicio vendido en el consultorio complementando mis ingresos trabajando medio tiempo en otro consultorio dental como prestador de servicios sobre porcentaje.

Si no tienes consultorio pero quieres trabajar prestando tus servicios a otro dentista o en alguna clínica debes elaborar bien tu historia de vida sin colocar mentiras en sobre habilidades, estudia un diplomado o especialidad que te haga resaltar sobre los demás dentistas que buscan lo mismo que tu.

Ofrecer el mejor servicio en tu consulta dental.

Debes dar lo mejor de ti al realizar los servicios por los que te paguen, para hacer un trabajo que te satisfecho a ti pero en especial, al paciente.

Si realizas trabajos mediocres sólo por salir del apuro simplemente perderás dinero y tiempo, estos pacientes volverán por una solución al mal trabajo que hiciste. La gente habla y a la vez recomienda si no eres responsable, si no ofreces calidad, nadie te recomendará, si haces las cosas mal desde el principio perjudicará tu reputación y el éxito que puedas tener como odontólogo será reducido por las malas críticas. Usa materiales de la mejor calidad que puedas adquirir y ofrece el mejor servicio.

Ofrece el mejor presupuesto para tu paciente.

Existe una relación entre el precio y calidad, siempre debes ofrecer un precio o presupuesto atractivo para tu paciente y claro debes tener en cuenta el tipo de paciente que estas atendiendo, recuerda que hay pacientes que económicamente son mas pudientes que otros. Al hacer un presupuesto en el que ofrezcas un descuento debes tener cuidado, un presupuesto con precios muy bajos puede afectar la calidad del trabajo que realices.

No presupuestes servicios que tu paciente no necesite solamente por vender algo. Con el tiempo la gente se da cuenta y se corre la voz de que eres un dentista que solo persigue el dinero.

Tú trabajo cuesta al igual que los materiales que usas, dale un precio justo pero sin exagerar.
¿Como saber cuanto cobrar? el costo del material que usas puede darte una idea.


Sé humano antes que odontólogo.

Al atender a un paciente muestra interés por él, pregúntale ¿como esta? ¿cómo fue su día?, si el paciente se muestra temeroso compréndelo, mostrar un comportamiento amable sirve de mucho para que te recomienden.

Más que un bajo precio, ser amable puede ayudarte a atraer pacientes y que los que alguna vez atendiste, regresen en un futuro. El éxito de un odontólogo también se mide con la amabilidad que trata a la gente no solo como sus pacientes si no como personas.

Invierte en publicidad para ti o tu consultorio dental.

Sé original en la forma de promocionar tu negocio o servicios. Es preferible invertir en publicidad que solo tengas que pagar una sola vez o que te genere un gasto a largo plazo, por ejemplo: los posters solo los tienes que imprimir y colocarlos en puntos transitados de tu ciudad, esta publicidad durará más que los volantes o trípticos que la gente ni lee y que seguramente encontrarás en la basura.

Coloca en tu consultorio publicidad atractiva, crea o paga para que te diseñen un logotipo atractivo para tu consultorio, así la gente que pase cerca lo verá y tarde o temprano llegarán como pacientes.

No olvides tener presencia en redes sociales como facebook, twitter o instagram, si no tienes tiempo de crear contenido para tus redes sociales puedes pagarle a un redactor de contenidos para que lo haga por ti, y sube muchos vídeos a tu página de facebook para que incrementes el alcance de tu pagina y mas gente te conozca.

Este tipo de publicidad es en la que vale invertir tiempo y dinero ya que permanece por mucho tiempo, gastar en tarjetas de presentación e imprimir volantes solo te traerá pérdidas y también indirectamente contribuyes a ensuciar tu ciudad.

Recuerda también que, la publicidad no hace efecto de manera instantánea, requiere de tiempo y esfuerzo para que la gente empiece a llamarte.


El éxito del odontólogo está en el trabajo en equipo.

Anteriormente mencione que invertir en volantes y trípticos no era buena idea pero en este punto es diferente ya que esa publicidad irá dirigida a personas que si pudieran estar interesadas en un servicio tuyo.
En el área de la salud debes trabajar en equipo ya sea directa o indirectamente. Por ejemplo si conoces a un ginecólogo, nutriólogo o incluso algún dentista que haga algo que tu no puedes hacer, entonces puedes llegar a un acuerdo con estas personas, puedes intercambiar volantes o tarjetas de presentación con ellos, colocando volantes de sus servicios en tu consultorio o recomendando los servicios de ellos a cambio de que ellos te recomienden a ti y tengan publicidad tuya en sus consultorios. De esta manera una persona que esté en consulta con el nutriólogo al ver un volante tuyo quizás se interese en adquirir un servicio dental y toe ese volante o tríptico para contactarse contigo.

Invierte en ti.

Invierte en ti como dentista, prepárate y adquiere nuevas habilidades para tu consulta dental o pule habilidades que ya tengas, busca formas de hacer las cosas con mayor eficiencia y rapidez, aprende a diagnosticar y a planear tratamientos, odontólogos que solo saben tomar impresiones hay muchos, no seas uno de ellos.


Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *