Absceso dental periapical – Causas y tratamiento

autor-user Xauxa (talk | contribs) wikipedia
Compartir en redes sociales

Un absceso periapical es un proceso infeccioso localizado a nivel apical de la raíz de un órgano dental, es provocado por la acción de bacterias o traumatismos con la consecuente acumulación de un líquido espeso de color amarillento o verdoso comúnmente denominado “pus”.

Un absceso puede ocurrir en diferentes zonas de la boca ó mejor dicho diferentes partes del cuerpo y por distintos motivos. Un absceso periapical ocurre en la punta de la raíz, mientras que un absceso periodontal ocurre en las encías junto a la raíz del diente. 

Causa de los abscesos periapicales.

La causa de los abscesos periapicales puede ser por varios motivos, un absceso periapical suele ocurrir como resultado de una caries dental sin tratar que se extendió hacia el tejido pulpar, puede ocurrir también por una lesión como un golpe fuerte o restauraciones dentales mal ajustadas o muy viejas, un absceso periapical puede ocurrir por muchas otras causas que afecten al tejido pulpar y la zona apical de la raíz.

Factores de riesgo.

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de sufrir un absceso dental:

  • Higiene bucal pobre. La falta de limpieza adecuada en los dientes y las encías, como no cepillarse los dientes al menos dos veces al día puede aumentar la posibilidad de que aparezcan en nuestra boca la caries dental, enfermedad de las encías, absceso dental, y otras complicaciones bucales.
  • Una dieta alta en azúcar. Comer y beber con frecuencia alimentos ricos en azúcar, como dulces y refrescos, puede provocar caries dentales y convertirse en un absceso dental periapical.
  • No tratar las caries a tiempo. Si ha detectado que tiene una caries en uno de sus dientes y decide no apartar algo de su tiempo para tratarla con el paso de los días, meses o incluso años la caries puede avanzar hacia el nervio provocando dolor y el inicio de proceso infeccioso que provoca el absceso periapical.

Signos y síntomas un absceso periapical.

Algunos de los síntomas son:

  • Dolor pulsátil
  • Hinchazón con acumulación de pus
  • Inflamación de las encías
  • Dientes sensibles a la presión
  • Formación de fistula.
  • Mal sabor de boca (cuando supura el liquido purulento)

Consecuencias de no atender un absceso dental periapical a tiempo.

Perdida del órgano dental: dependiendo de la gravedad del absceso y del tiempo, el periodonto que da soporte al diente puede quedar debilitado provocando gran movilidad del órgano dental y la imposibilidad de restaurarlo con un tratamiento de conductos u otros medios.

Sepsis: es importante prestar atención a los síntomas de los abscesos dentales, puesto que la infección puede durar meses o incluso años y  puede llegar a extenderse hasta el flujo sanguíneo causando sepsis, lo cual conlleva complicaciones más graves.

Diseminación de la infección: si la infección dental se prolonga esta puede invadir otros espacios anatómicos adyacentes, dependiendo del órgano dental afectado los espacios afectados pueden ser: los espacios genianios, espacio mandibular, espacio canino, etc… esta diseminación puede continuar hacia la faringe y causar gran dificultad para respirar o tragar.

En este sentido, es conveniente actuar rápidamente e ingresar a emergencias de inmediato, para evitar un escenario más grave.

Tratamiento para un absceso periapical. 

Si ha sentido alguno de los síntomas antes mencionados acuda al dentista. El limpiará la zona afectada, lo drenará para liberar la acumulación de pus y tratará la infección. El tratamiento más común para un absceso periapical es la endodoncia y siendo la extracción dental el último recurso al que un dentista debe acudir y solo en caso de la pieza dental no pueda ser tratada con éxito o que por falta de presupuesto el paciente no pueda costear el tratamiento. 

Cómo evitar un absceso periapical.

Los abscesos periapicales pueden evitarse con métodos de prevención: cepillado y uso del hilo dental, colutorios diarios, así como visitas regulares a un profesional de la salud dental.


Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *