¿Ver mi consultorio dental como negocio es bueno o malo?

Compartir en redes sociales

¿Hacer negocio con la odontología?¿El consultorio dental también es un negocio? estas preguntas siempre han dado mucho sobre que debatir en el gremio de la odontología y es que para colegas odontólogos, pensar en sus consultorios dentales como negocios es una idea no muy bien aceptada por unos pero bien recibida por otros. Y siendo sincero desde mi perspectiva, la idea de combinar los conceptos de negocio y consultorio dental es una mezcla fea o incómoda de tratar porque involucra la salud de las personas.

El consultorio dental: Sustento para ti y tu familia.

Si eres dentistas y te dedicas solo a la consulta privada como principal forma de sustento para ti y tu familia, nos guste o no, se escuche feo o no, estamos hablando de una actividad que tiene aspecto de negocio, por lo que es importante no descuidar ese aspecto de tu actividad. La odontología es una profesión muy noble, se encarga del estudio un área importante de la salud del ser humano, pero al mismo tiempo implica aspectos económicos que son puestos en segundo hasta que hace falta el recurso financiero necesario para pagar insumos, servicios y sueldos que son gastos que implica tener un consultorio dental.

Ver tu consultorio dental como un negocio no tiene por que ser malo.

Considerar que tu actividad como dentista es en el fondo un negocio, no te hace mala persona o un mal profesional. Al contrario, la consulta privada es de mucha mejor calidad que la ofrecida por instituciones de gobierno, como dentistas en el área privada nos conviene ofrecer el mejor servicio que podamos a nuestros apreciados pacientes. Ofrecer el mejor servicio a los pacientes de odontología es algo que muchas veces olvida alguien que semana tras semana recibe su pago consulte o no consulte. Ademas de que los servicios odontológicos del área publica son muy reducidos al menos en países de habla hispana, pudiendo resumirlos en 2 únicamente: Limpiezas dentales (de muy mala calidad) y extracciones dentales, y si el dentista siente deseos realiza obturaciones (sin anatomía).

Ser un profesional que se dedica a cualquier área de la salud no significa que tengas que llevar una vida llena de sacrificios y carencias sin poder disfrutar en verdad de la misma, no significa que no puedes cobrar por tus servicios, no significa que tienes que convertirte en un malvado mercader de la salud que solamente se mueve motivado por el dinero y por su bienestar personal, no todos tenemos el «beneficio» de trabajar en el sector publico, ademas de que el sector privado tampoco es muy bien remunerado.

Debemos establecer un balance justo en donde tú profesionalmente dentista sin faltar a la ética ofreces tus conocimientos, tu esfuerzo, tus habilidades y tu estudio en pos de resolver el problema de tus pacientes, pero al mismo tiempo obtienes beneficios y recompensas justas que te permitan también mejorar tu vida y la de tu familia.

Entonces: ¿Ver mi consultorio dental como negocio es bueno o malo?

La respuesta a esa pregunta es muy personal, habrá quienes dirán que es algo totalmente inconcebible y se respeta, también habrá quienes defenderán la idea. Desde mi punto de vista, no se trata de si son pacientes o clientes, si es un negocio o no, todo se trata de ofrecer un buen servicio y trato al paciente ya sea que trabajes en consulta publica o privada.

 


Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *