Realidades que no te enseñan en la carrera de Odontologia.

 

¿Estas pensando en estudiar odontología? ¿Eres odontología o estudiante de odontología? A pesar de todo lo que se enseña la Universidad de Odontología durante los años de formación existen ciertas realidades que no te cuentan, y que tarde o temprano deberás hacerles frente cuando empieces a ejercer.

Si fuiste buen estudiante seguro tengas bastos conocimientos de Biología, Anatomía, Patologías, Fisiología de la boca y órganos dentales, y seguro que harás o habrás hecho muchas horas de prácticas en clínica y tienes claro cómo diagnosticar y resolver los casos clínicos. Si es así excelente, la parte más importante de la profesión (ojo, de la profesión) la tienes clara. Lo que seguramente no has visto demasiado porque no lo enseñan, y también será muy importante en tu vida profesional es: cómo conseguir atraer más pacientes, cómo montar una clínica, cómo negociar, gestionar responsabilidades… en definitiva cómo hacer que la odontología sea rentable. Porque recordemos Un consultorio dental es un negocio.

Aquí en un post de blog no podemos enseñarte todo lo que debes saber, pero tenemos el deseo de compartir estas importantes lecciones que les ayudarán conocer un poco mejor la profesión y así poder tomar decisiones para tener mejor rentabilidad en su consulta.

1. Resolver perfectamente casos clínicos no garantiza atraer más pacientes.

Es verdad que la calidad del trabajo y los resultados de los tus tratamientos determinarán gran medida éxito de una clínica/consultorio dental, pero esa es algo de antaño, antes bastaba con conseguir prestigio clínico en el sector dental para mantener la sala de espera llena de pacientes.

Hoy en día, con el crecimiento de la competencia en el sector dental, no es suficiente ser buenos profesionistas, los odontólogos tenemos que adquirir conocimientos de marketing, administración y gestión para construir un negocio rentable. Ten en cuenta que ademas de ser odontología también eres emprendedor.

Es normal que lo que a ti te interese sea exclusivamente la parte clínica, si no tienes interés en aprender sobre finanzas y marketing, más vale que busques a alguien en tu equipo que te complemente en este sentido.

2. Lo importante que es construir un buen equipo de trabajo.

Una de las formas más habituales y mas eficientes de captar nuevos pacientes sigue siendo mediante recomendaciones de otros pacientes. Por eso, y para conservar a los que ya tenemos, es fundamental brindar la mejor experiencia nuestra consulta.

Para ello es importante tener en cuenta su experiencia, no solo durante el tratamiento dental, si no también desde que llama a recepción a pedir cita, cuando es recibido en la sala de espera, durante su estadía en la sala de espera, al marcharse a su casa.

Tú como dentista no eres la única razón por la que los pacientes deciden consultarse en tu consultorio. Por eso es tan importante seleccionar personas en tu equipo con buenos valores y actitud.

3. Detrás de los dientes, hay personas.

Obviamente sabemos que los pacientes son personas, pero es sorprendente cómo esto se olvida fácilmente. Nos enfocamos tanto en el tratamiento, que nos olvidamos de que cómo puede sentirse el paciente

El estrés y miedo que ellos pueden llegar a sentir durante tratamiento, el tiempo transcurrido en la sala de espera, el esfuerzo económico que pueda suponer el tratamiento, el tiempo de recuperación después del tratamiento, o incluso otros problemas personales.

No cuesta nada detenernos un segundo a observar al paciente y preguntarle si todo está bien, y dedicarles unas palabras amables antes de empezar el trabajo.

4. La odontología puede ser muy estresante.

La odontología es una de las profesiones más estresantes que existen, es verdad que podemos llegar a tener una gran responsabilidad, las agendas llenas, tratamos con todo tipo de personas, pero no siempre los beneficios son los esperados y además es fácil que tengamos dolores musculares por trabajar muchas horas con la misma postura.

No hay que esperar a que sea demasiado tarde para empezar a controlar esto. Intenta controlar al máximo la ansiedad y el estrés profesional durante el trabajo y no dejes de hacer ejercicio para mantenerte en forma.

5. No siempre es necesaria la última tecnología para tu consultorio pero conviene conocerla.

Te darás cuenta que en el sector dental hay mucha actividad en cuanto a congresos, técnicas, tecnologías. Continuamente mejores invocaciones y más cómodas para nuestros pacientes. Sin duda, esto es necesario porque nos conviene estar al día para mantenernos competitivos. Pero ten en cuenta que tampoco es recomendable obsesionarte demasiado con esto. La oferta de congresos/ cursos en odontología es infinita. Te recomendamos que sólo acudas a eventos de tu interés y que aproveches el Internet para informarte de las novedades del sector así ahorraras tiempo, esfuerzo y dinero.

6. Hacer de la odontología un negocio rentable puede ser más difícil de lo que parece.

Con tantos nuevos competidores es difícil conseguir alcanzar los beneficios esperados por lo que es necesario optimizar nuestra estrategia de publicidad. Aprovechar las erramientas que internet nos ofrece puede hacer la diferencia, usa los ads de facebook y google para llegar a mas personas, tus redes sociales juegan un papel muy importante, los volantes no solo no funcionan sino que la gente los tira produciendo basura en la calle y perdidas para tu consultorio.