Pasta dental-¿qué es un dentífrico?

Compartir en redes sociales

La pasta de dientes o dentífrico es una crema compuesta por glicerina, bicarbonato de sodio y otros componentes que le brindan una acción abrasiva para una mejor limpieza de las superficies dentales durante el cepillado dental. Así como el jabón es importante para la ducha corporal la pasta de dientes es muy importante para la limpieza y salud de los dientes y tejidos blandos de la boca.

Forma de usar la pasta de dientes.

La pasta de dientes se debe aplicar sobre las cerdas de un cepillo de dientes para posteriormente realizar el barrido de las superficies dentales utilizando una técnica de cepillado adecuada. Existen cepillos dentales en los cuales va marcado con un color diferente en las cerdas del cepillo dental el área donde debe colocarse la porción de pasta de dientes. Cepillar los dientes sin usar la pasta de dientes puede ser el equivalente a bañarse sin usar jabon o shampoo.

Historia de la pasta de dientes.

La primera pasta dentífrica primitiva era llamada clisterate, fue creada en egipto hace 4000 años. El clisterate era una mezcla de piedra pómez pulverizada, sal, pimienta, agua, uñas de buey, cáscara de huevo y mirra, esta mezcla se aplicaba sobre “cepillos” dentales fabricados con ramas para posteriormente realizar el barrido de las superficies dentales, También pudieron haber usado la mezcla aplicándola directamente sobre los dientes y  posteriormente efectuaba el barrido.

A comienzos del siglo XIX, la pasta de dientes era usada con agua, pero los antisépticos bucales pronto ganarían popularidad.

El término pasta o crema dental se usaba para referirse al preparado pastoso de color blanco usado para la limpieza de los dientes. Mientras que el término gel dental se usaba para referirse a preparados coloidales de color azul, verde, naranja o rojo.

Composición de la pasta dental.

  • Agua y glicerina: 75 %
  • Abrasivos: 19.35 % (rocas/sales/arenas)
  • Espuma y saborizantes: 2 %
  • reguladores de pH: 2 %
  • Colorantes y aglutinantes: 1,5 %
  • Fluoruro: 0,15 %
  • Monofluorofosfato de sodio o MFP (en algunos casos)
  • Bicarbonato de sodio.

El flúor en pequeñas cantidades es bueno para prevenir la caries, pero una cantidad excesiva puede favorecer la  fluorosis dental, por esta razón es importante el enjuague de la boca posterior al cepillado dental con pastas fluoradas. En Europa, la concentración máxima permitida de flúor es de 1500 ppm (0,15 %). El flúor es mucho más tóxico en los niños. Actualmente se utiliza la misma cantidad de flúor (1.000-1.500 ppm de flúor) en las pastas dentales para adultos y niños. El uso de pasta dental especialmente la pasta fluorada está recomendada en niños hasta qu tienen bien desarrollada su habilidad de escupir.


Compartir en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *